Podcast Programa lunes 6 de julio de 2020

DESCARGA(lunes 6): aquí o http://www.mediafire.com/file/djd2a5vytuvvrvh/perd200706.mp3/file

Emisión en línea a través de Podomatic … esto significa en línea, sin necesidad de bajarlos al computador

Programa lunes 6 de julio de 2020, 22:00 hrs 102.5fm Radio U. de Chile

Nota día N de la cuarentena: sin palabras.

Bitácora: Desde Chile pop elegante en la misma línea de Los Días Contados y con dosis de neofascismo incluido, luego sonidos distópicos y ambientes opresivos desde Holanda, un homenaje de Liz Harris (de Grouper) a un guitarrista neozelandés que se merece un planeta entero, desde la Mecca un cantante que hará recordar a algunos a Dead Can Dance en los más espirituales y trascedentes temas, luego el sello Honest John arma una serie a partir de una anécdota de esas y cerraremos con músicas desde lo que antiguamente se decía “el otro lado de la cortina de hierro”.

Artista: LAS MAIRINAS
Disco: El Milagro
Sello: Fisura
Año: 2020

Realizado en confinamiento durante los meses de marzo y abril 2020.
“Un futuro libre de rufianes” es lo que busca plasmar Las Mairinas en “El Milagro”, un relato de base latina que anhela el fin de un modelo oscuro que se cierne sobre este territorio. Esta nueva canción viene a renovar los aires tras la edición de Los Retoños (2019), cuya edición en cassette está disponible vía Sello Fisura. A su característico sonido nocturno y oscilante, se suma la voz de Rosario González, quien ya se había hecho presente en “Las Cloacas del Pensamiento”, esta vez siendo el pilar de las palabras al acecho del poder.
“En esta canción, musicalmente quise abordar una especie de bossa nova psicodélica de bajo presupuesto. Está inspirada especialmente en proyectos maravillosos como Antena y Young Marble Giants, sin ánimo de llegarle siquiera a los talones. La letra encierra un deseo: la caída de la dictadura neoliberal” – comenta Roblero desde su confinamiento en Santiago.
A la fecha cuentan con otras 3 publicaciones: Restos (autoeditado, 2015); Ladrillo/Princesa (Quemasucabeza, 2017) y Los Retoños (, 2019).

Artista: WANDERWELLE
Disco: A State of Decrepitude
Sello: A Strangely Isolated Place
Año: 2020

El dúo Wanderwelle, con sede en Amsterdam, presenta su cuarto álbum de larga duración titulado A State Of Decrepitude. Inspirado por los muchos aspectos de la impermanencia y las facetas de la descomposición, el dúo compuso su producción más intrínseca y detallada hasta el momento. Después de dos exitosos álbumes en Silent Season y un reciente álbum de colaboración con Bandhagens Musikförening en Semantica, Phil van Dulm y Alexander Bartels han aplicado sus talentos para crear una misteriosa banda sonora centrada en las innumerables caras del deterioro. Grabado en 2018, el primer álbum electroacústico de Wanderwelle es un enfoque antológico de un tema que es inseparable de nuestras crisis globales actuales. Para encontrar los sonidos correctos para este tema expansivo, se recopiló una amplia gama de grabaciones de campo. Wanderwelle registró ecos desintegrados en iglesias, máquinas rotas en espacios industriales abandonados y las fuerzas erosivas de las olas y los vientos. Además, las grabaciones de archivo se utilizaron para revivir episodios de ruina de épocas pasadas que fueron víctimas de los estragos del tiempo.
El segundo track que mostraremos pareciera extracto de una peli onda Blade Runner, claustrofóbico, distópico, a segundos de que un replicante se te alce y te haga mierda.

Artista: ROY MONTGOMERY
Disco: Scenes From the South Island
Sello: Yellow Electric
Año: 1995 / 2019

Una reedición ampliada en doble vinilo de Scenes From The South Island, el clásico álbum debut de culto del experimentalista de guitarra de Nueva Zelanda Roy Montgomery (The Pin Group, Dissolve et al.). Originalmente lanzado en 1995 en el sello de San Francisco Drunken Fish Records, estos instrumentales captan todo tipo de estados de ánimo y sonidos en la intersección de la psicodelia rural y post-rock. Ahora, se vuelve a empaquetar con tres pistas adicionales cortesía del sello Yellow Electric de Liz Harris (Grouper). Roy Montgomery, una influencia patente en la firma de Grouper, el estilo minúsculo de la adoración de amplificadores y los poemas de comentarios esculpidos, había seguido un ilustre camino musical tomando roles con los legendarios grupos de Kiwi Dadamah y The Pin Group antes de finalmente realizar su debut en solitario con ‘Scenes From The South Islands ‘en 1995. Para entonces, a mediados de sus 30 años, Montgomery trajo una verdadera sensación de vida a su LP debut en un estilo clásico y humilde que no ha perdido nada de su capacidad de cautivar con su sutil pero muy evocador, alegórico representaciones del clima y el paisaje de su natal Christchurch en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Artista: MSYLMA
Disco: Dhil-un Taht Shajarat Al-Zaqum
Sello: Halcyon Veil
Año: 2019

Proveniente de La Meca, Arabia Saudita, MSYLMA debería ser un nombre familiar para los lectores de FACT: apareció en el excelente álbum de ZULI Terminal del año pasado, y ahora ha lanzado su álbum debut, Dhil-un Taht Shajarat Al-Zaqum, en el Halcyon. Impresión de velo. Influenciado por la poesía preislámica y coránica, el álbum es una narración sobre la infancia, la adolescencia, la edad adulta y su resolución, y se canta en árabe. Su sonido es sorprendentemente único, pero los puntos de referencia podrían ser Scott Walker, Sote o Coil, con su colisión de formas de canciones tradicionales y electrónica industrial deslizante. El título se traduce como “una mancha de sombra debajo del árbol de zaqum”. Que encantador. La intención aquí parece ser usar electrónica moderna, R&B y mugre para transmitir una sensación de existencialismo árabe antiguo. En comparación con Scott Walker y Omar Souleyman, el cantante de MSYLMA usa poesía islámica para contar la historia de una vida desde la infancia hasta la edad adulta, todo cantada en una forma de árabe clásico. Para seguidores de Dead Can Dance, los temas que presentaremos representan el mejor de esos espíritus.

Artista: Varios (The Mighty Terror, Lord Beginner, Lord Kitchener y más)
Disco: London Is the Place for Me 7 & 8
Sello: Honest Jon’s
Año: 2019


Estas viñetas cotidianas de la vida de mediados del siglo XX en el Reino Unido para la comunidad afro-caribeña aún resuenan décadas después. Hace unos años, la tienda de discos de Honest Jon en Portobello Road tenía una foto de una joven pareja colgada en su ventana delantera. Un día, un hombre mayor se acercó al mostrador, señaló la foto y dijo: “Ese soy yo”. Como lo dice el copropietario de Honest Jon, Mark Ainley, el hombre pasó algún tiempo recordando la imagen, tomada de él y su entonces socio varias décadas antes. La foto fue la portada de la segunda recopilación de London Is The Place For Me, parte de una serie que durante 18 años ha personificado la profunda conexión de la tienda con la vida y la cultura del oeste de Londres. Desde 2002, la serie London Is The Place For Me ha documentado y celebrado la música realizada por generaciones posteriores a Windrush que llegaron al Reino Unido en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, principalmente de las Indias Occidentales y África Occidental. (Muchos se establecieron en el oeste de Londres). Londres es el lugar para mí 7 y 8, empaquetados como un conjunto de CD y dos LP de doble vinilo, muestra una vez más las contribuciones musicales cruciales hechas por las comunidades afro-caribeñas no solo en Londres, sino en todo el Reino Unido.

Artista: 19 GADI PIRMS SĀKUMA
Disco: 19 Years Before The Beginning
Sello: Stroom
Año: 2019

Formado con la intención de tocar una sola actuación en una exposición audiovisual curada por los contemporáneos NSRD, 19 gadi pirms sākuma se convirtió en uno de los grupos más delicados e intrigantes en la escena musical de Letonia en los años 80 y principios de los 90. Después de su primera actuación (y solo en sus mentes), un par de periodistas musicales de Berlín pidieron una copia de su álbum inexistente, lo que llevó al grupo a continuar su viaje musical. Como parte de una escena de bricolaje que floreció a través de las grietas de la Unión Soviética, el grupo eligió instrumentos basados en la emoción y la disponibilidad, a menudo tomando prestados equipos de colegios para grabar. Stroom regresa a la vanguardia fértil de Letonia en los años 80 y 90 después de su muy querido NSRD 12 “+ LP con una compilación de synth-pop deslumbrante y skronk jazzy en parte detrás de la Cortina de Hierro
::::

Podcast Programa lunes 29 de junio de 2020

DESCARGA(lunes 29): aquí o http://www.mediafire.com/file/60n3w0jrxxhq6gs/perd200629.mp3/file

Emisión en línea a través de Podomatic … esto significa en línea, sin necesidad de bajarlos al computador

Programa lunes 29 de junio de 2020, 22:00 hrs 102.5fm Radio U. de Chile

Bitácora: Siguiendo en la pausa paralela, como si lo que nos está pasando no nos está pasando. Desde Argentina la psicodélica psicotrópica y que con Perdidos nos vincula un contacto común en la carátula del disco, luego un disco homenaje de uno de los Cocteau Twins a su papá, luego viajamos a experimentos místicos en plena Zambia de los 60s, liego al océano de sonido de un japo noqueador, retornamos luego a la época preHouseManchesteriano con uno de sus instigadores y cerramos con un Libanés que viene a ser como un King of Convenience de los 70s.

Artista: LOS SIQUICOS LITORALEÑOS
Disco: Medianos Exitos subtropicales Vol. 2
Sello: Hive Mind Records
Año: 2019

Del sitio https://indeleble.es: “Los Síquicos Litoraleños, aterrizan en vuelo sostenido desde la Argentina rural, para repartir folklore, psicodelia y misterio en la sierra madrileña. Los llamados Pink Floyd de los pobres, van ataviados como campesinos de la galaxia exterior, dispuestos a desplegar un sonido que pone en el mismo caldero la música rural, con la de universos anexos: cumbias de otras dimensiones, chamamé de las esferas, cantos chamánicos en vhs. En esta ocasión presentarán su reciente disco; Medianos Éxitos Subtropicales Vol. II, editado por el sello británico Hive Mind.
Aparte de un directo alucinado, La Noche Síquica os invita a una inmersión en la mitología litoraleña a través de un documental sobre la banda y su origen en el pueblo de Cuaruzú Cuatiá (Corrientes, Argentina): ‘Encandilan Luces: Viaje Psicotrópico con Los Síquicos Litoraleños’, de Alejandro Gallo, que ha pasado por prestigiosos festivales como el de Mar del Plata o Lima. Una película que recoge el nacimiento y ulteriores andanzas de esta banda lunática, que impactó en la vida a ritmo de mate del litoral argentino. El colectivo Chico-Trópico, cuyo nacimiento estuvo muy conectado a Los Síquicos, ejercerá de chamán de ceremonias para una Noche Síquica que ríete de Jalowin”.

Artista: IVOR RAYMONDE ‎
Disco: Paradise (The Sound Of Ivor Raymonde)
Sello: Bella Union
Año: 2018

Del sitio https://elpais.com/ Raymonde, ¿de qué me suena este apellido? Le suena porque su hijo Simon fue uno de los Cocteau Twins y uno de los fundadores del sello que reedita el disco. Pero volvamos al padre. Ivor fue tan talentoso como hiperactivo: directivo en Decca Records (la disquera que rechazó a los Beatles y fichó a los Rolling Stones), también escribió, produjo y arregló canciones que se convirtieron en hits, especialmente, en la Inglaterra de los años sesenta. A ver, ¡dígame uno de esos hits! ¿Le suena I only want to be with you, de Dusty Springfield? ¿Y qué me dice de Black is black? Además, fue artífice del pop orquestado (y épico) que facturaron David Bowie, Tom Jones o Ian Dury al principio de sus carreras. O sea, que es un disco-karaoke. ¡Y a mucha honra! Quizá no se desgañite, pero tarareará más canciones de las que usted piensa. En la era del trap, un puñado de clásicos sin autotune siempre gusta.”

Artista: SMOKEY HAANGALA
Disco: Aunka Ma Kwacha
Sello: Teal /Séance Centre
Año: 1976 / 2019

De culto, uno de los súper raros experimentos zambianos en el folklore y la psicodelia de 1976, que resuena con la música de Francis Bebey y William Onyeabor tanto como Ariel Pink o Panda Bear. Hay música que encaja perfectamente, una expresión perfectamente articulada de algunas influencias distintas. Luego, hay otro tipo de música mediana, algo más misterioso, el resultado del tiempo, el lugar, la tecnología y la alquimia. El Aunka Ma Kwacha (El dinero se ha ido) del escritor y músico zambiano Smokey Haangala, lanzado en 1976, es un ejemplo de esta metalurgia más mística, que cae en algún lugar entre el psicodélico Zamrock, el folk estadounidense, Kalindula y Sundown Beat (música que suena después del anochecer) de Tongaland. La combinación única de idiomas en el álbum (Bemba, Tonga, Lozi e Inglés) también sugiere esta compleja encrucijada cultural. Subyacente a todo el álbum está el ritmo insistente de una simple caja de ritmos, que era totalmente desconocida en Zambia en ese momento, y es paralela a los experimentos pioneros de Francis Bebey, Sly Stone y Shuggie Otis, utilizando una tecnología que luego definiría la danza y la música.

Artista: CHIHEI HATAKEYAMA
Disco: Forgotten Hill
Sello: Room40
Año: 2019

Forgotten Hill es un registro sobre la fusión del tiempo. Chihei Hatakeyama de Tokio realizó un viaje a través de la región japonesa de Asuka, conocida por sus túmulos funerarios, gigantescos monumentos budistas y paisajes de belleza apagada. Forgotten Hill es un lugar de tranquilidad, sentado en algún lugar fuera del tiempo. Sus sonidos borrosos resuenan y resuenan. En lo profundo de sus cavernas, se reflejan brillantes colas de luz de agua. El espacio es tranquilo y silencioso, proporcionando espacios vacíos para la meditación, la reflexión y la limpieza. El registro absorbe tiempo. En los siglos VI al VII, la región de Asuka albergó la capital de Japón, pero hoy se la describe como “una zona rural impopular y bañada en arroz”. Los túmulos funerarios se conocen como “Kofun”, y Hatakeyama se sintió atraído por uno en particular: el “Ishibutai Kofun”, que se traduce libremente como “Etapa de piedra”. La cámara de piedra, o tumba, ahora está expuesta. Al igual que la música en Forgotten Hill, la tumba se ha desenrollado del mundo, derritiéndose a través de las puertas del tiempo. Donde debería estar cubierto de tierra, enterrado hace mucho tiempo, este, por razones desconocidas, está desnudo. Lo interesante es que, en general, el tono está turbio, como si estuviera a seis pies debajo, pero sabemos que este no es el caso, ya que algunas pistas representan la cámara desnuda revelada. Sin embargo, el tiempo en sí mismo es turbio e insondable, y en ese sentido, la música se pierde dentro de él, los tonos emanan de un estado de sueño o catatonia, un día medio recordado surgiendo de aguas fangosas.

Artista: BITING TONGUES
Disco: Live it
Sello: New Hormones / Finders Keepers Records
Año: 1981 / 2019

¿Alguna vez te mordiste la lengua? Déjame decirte que es una experiencia horrible. Quizás tan horrible como cuando los pioneros del punk funk, Biting Tongues, se dieron cuenta de que su tan anunciado segundo álbum solo iba a ser lanzado en un cassette minúsculo dirigido por la etiqueta afiliada a Buzzcocks New Hormones. Sin embargo, muchos años más tarde, Finders Keepers ha reeditado este artefacto de Manchester ridículamente raro en vinilo. ¿Y por qué es tan anunciado? Bueno, sus miembros, incluido un Graham Massey, actuaron en 808 State y Simply Red.

Artista: ISSAM HAJALI
Disco: Mouasalat Ila Jacad El Ard
Sello: Habibi Funk
Año: 2019

Del sitio https://ojosnegros.blog “El debú completamente desconocido hasta ahora de Issam Hajali (Ferkat Al Ard), fusiona jazz y folk con influencias árabes e iraníes into unique beauty. Originalmente lanzado en edición limitada de 75 cassettes, Issam Hajali puede ser mejor conocido por ser el cantante y principal compositor de la banda libanesa Ferkat Al Ard. Aunque grabaron 3 discos, solo el clásico “Oghneya” vio un lanzamiento en Vinilo y es, probablemente, el disco más buscado en el mercado del coleccionismo libanés (una copia cambió de manos en Beirut este año por 5000 dólares). Antes de que la banda se formase, Issam grabó un disco de debú de nombre “Monosalat Ila Jacad El Ard” en París, en 1977, most likely in May or June. Issam Hadjali tuvo que abandonar Líbano después de la intervención siria (por razones políticas), y pasó un año de exilio en Francia. En ese momento solo pudo permitirse un día de estudio para grabar todo el disco, con una banda compuesta de músicos franceses, un músico de Argelia, otro de Irán, y un amigo, de nombre Roger Fahr, de Beirut, que había abandonado el Líbano al mismo tiempo que él. Aunque se puede apreciar la raíz de lo que después sería Ferkat Al Ard en “Mouasalat Ila Jarad El Ard”, el álbum también difiere de grabaciones posteriores de Issam: “Es más yo solo, mientras que el sonido de la banda era un esfuerzo colectivo”. Suena a folk de guitarras, desnudo y melancólico, con “breaks” jazzísticos aquí y allá, y la intervención estelar del salterio persa.”
::::






ver Stats